YV-823C, El Super 27

Updated: Sep 28

Durante las décadas de los ochenta y los noventa el Boeing 727 se convirtió el avión insignia de Avensa, y consiguientemente de su subsidiaria Servivensa. Todo comenzó en 1979 cuando Boeing ofreció a Avensa un par de estos aviones nuevos de fábrica originalmente destinados a Syrian Arab Airways, que se convertirían en el YV-74C y el YV-75C. Veintidós años más tarde el YV-823C, un Boeing 727-2D3 Adv. que había recibido la conversión a Super 27, discretamente dejó de ser visto en los aeropuertos que frecuentaba para así poner fin a la era del 727 en Avensa. Sin embargo, el proceso de modificación del YV-823C a Super 27 representó un triunfo digno de celebración para Avensa, a pesar de que tuvo lugar en una época más bien asociada con el declive de esta gran aerolínea.

Servivensa Boeing 727-200 Advanced - Super 27 YV-823C MIA. Ken Fielding Wikimedia Commons
Boeing 727-2D3 Advanced - Super 27 YV-823C de Servivensa. MIA 27 de enero de 1999. Ken Fielding © Wikimedia Commons

En este escrito los invito a echar un vistazo a la historia operacional del YV-823C y como este avión, a pesar de estar asociado con los últimos años de Avensa, a su vez representó el principio de un segundo aire que el Boeing 727 tuvo en Venezuela, al que se puede catalogar como la "época Super 27." También los invito a ver parte del proceso de creación de una réplica a escala 1:400 que hice de este avión, para rendir homenaje al importante lugar que ocupa en la historia reciente de la aviación civil venezolana.


Custom aircraft model, 1:400 scale, GeminiJets. Servivensa Boeing 727-200 Super 27 YV-823C
Detalle del motor JT8D-200 con el logotipo Super 27 en un modelo a escala 1:400 altamente modificado en casa

Juventud en Jordania


Este avión hizo su primer vuelo el 18 de diciembre de 1980 y poco después fue entregado como JY-AFU a la aerolínea Alia Rojal Jordanian, cuyo nombre cambió poco después a simplemente Royal Jordanian. Su designación oficial fue 727-2D3 Adv., que quiere decir que era un 727-200 Advanced configurado conforme a las especificaciones del cliente “D3,” que fue el código que Boeing le asignó a Royal Jordanian. Fue el 727 número 1701 en salir de la planta de Renton cerca de Seattle, y fue fabricado hacia el final del periodo de producción del 727, el cual terminó en septiembre de 1984 con 1832 unidades producidas. Ya para cuando fue construido, todos los 727-200 que estaban saliendo de la fábrica eran de la versión advanced, que ofrecía una serie de mejoras sobre la versión -200 original.


En abril de 1989 Avensa compró el avión, pero interesantemente se lo alquiló inmediatamente de vuelta a la misma Royal Jordanian antes de llevarlo a Venezuela en 1996. Este fue uno de cuatro 727-2D3s que Avensa compró a Royal Jordanian.


Bienvenido a Venezuela


Este avión llega a Venezuela en una época en la que la aviación comercial del país se enfrentaba a duras realidades. La Línea Aeropostal Venezolana (LAV) estaba quebrada y no operaba desde 1994. El final de Viasa estaba a la vuelta de la esquina, y Avensa estaba agresivamente traspasando sus operaciones a su subsidiara de bajo costo, Servivensa. Dado ese contexto, el avión llega directamente a formar parte de la flota de Servivensa y recibe la matrícula venezolana YV-823C.


Durante sus primeros años en Venezuela el avión fue visto operando con una librea parcial de Servivensa. Esta librea consistía de un fuselaje blanco con solo los títulos de la aerolínea y el logo de la cola, como se puede ver en la imagen a continuación.

YV-823C Mérida 1997. Photo from newspaper Diario Frontera-Notijet shared on Facebook by Carlos A. Araque
YV-823C en Mérida 1997. Foto del Diario Frontera-Notijet compartida a través de Facebook por Carlos A. Araque

De 727 a Super 27


A pesar del ambiente poco optimista que rodeaba a la aviación civil venezolana en esos años, aun se veían de vez en cuando dejos de los tiempos mejores; no tan distantes en ese entonces. Un ejemplo de esto fue la iniciativa que tomó Avensa para convertir al YV-823C en un Super 27, proyecto que se llevó a cabo en los talleres de Maiquetía durante buena parte de 1998.



La conversión Super 27 consistía en un paquete de modificaciones desarrolladas para mejorar significativamente el desempeño y la eficiencia del avión. La compañía detrás todo lo relacionado con el diseño y especificaciones operacionales del paquete Super 27 en ese entonces era la Valsan Partners.


Desde afuera el cambió más notorio eran los motores 1 y 3, los de los costados, que originalmente eran Pratt and Whitney JT8D-9 o -17, pero con la conversión a Super 27 se reemplazaban por los más eficientes JT8D-217C o -219; notoriamente más gruesos. Coloquialmente se podría decir que la modificación a Super 27 consistía en que los motores de los lados del 727 pasaban de ser motores de DC-9 a motores de MD-80. Avensa se enorgulleció en anunciar que se convertiría en el primer cliente del Super 27 en Sur América, como se puede ver en la portada de la Revista Aérea a continuación.


Revista Aerea Avensa. Magazine showing Servivensa Super 27.
Fuente Desconocida. Nótese que el avión utilizado en la publicidad no fue el YV-823C, sino el 727-100 YV-845C

A principios de 1999 el YV-832C fue visto nuevamente ya convertido en Super 27, y vistiendo la librea completa de Servivensa. Durante esa época fue fotografiado varias veces en MIA y JFK.


De Regreso a los Orígenes


Lamentablemente, para finales del Siglo XX a Avensa se le dificultaba mantenerse a flote y su flota operativa se había reducido significativamente, así como su red de vuelos. Esto llevó a la compañía a tomar una serie de pasos para intentar sobrevivir. Uno de esos pasos consistió en tratar de hacer desaparecer la imagen de la entonces infame Servivensa, y volver a enfocarse en la imagen de Avensa que estaba más asociada con los años de gloria de la compañía. En línea con este plan, en el año 2000 al YV-823C se le quita la librea de Servivensa y es pintado con la de Avensa (aunque siguió siendo operado por Servivensa). En el 2001 la librea se modificó una última vez al cambiársele ligeramente el diseño del logo de la cola.

Boeing 727-200 Super 27 YV-823C in Avensa Colors. YV-97C in Background. Maiquetia. Panda Beting
YV-823C en primer plano con su entonces nueva librea de Avensa, y su hermano de flota YV-97C detrás. Ambos727-2D3 ex-Royal Jordanian. Maiquetía principios de los 2000. Foto: Gianfranco "Panda" Beting ©

El Fin de una Leyenda


Para mediados del 2002 la flota operativa de Avensa consistía de tan solo tres aviones, el DC-10-30 YV-69C, el Super 27 YV-823C, y un Embraer Brasilia con matrícula YV-100C que había sido adquirido a principios de ese año e inicialmente portó una librea mixta con los colores de Avior en el costado de babor. El YV-823C fue visto con frecuencia en Miami desde que fue pintado con la librea de Avensa en el 2000 hasta finales del 2002, cuando fue sacado de servicio. La partida del YV-823C marcó el fin de las operaciones de 727, y de los vuelos a Miami de Avensa. Al rededor del mismo tiempo el DC-10 YV-69C también fue sacado de servicio, así que durante los dos siguientes años Avensa se dedicó a operar únicamente entre Maiquetía y Mérida con el Brasilia YV-100C. Pero a finales del 2004 este último intento por sobrevivir también falló poniendo así fin a más de sesenta años de no solo trayectoria, pero también influencia en la industria aeronáutica y el día a día de los venezolanos.


El YV-823C llevó hasta el final una flamante e impecable librea de Avensa dándole así una muerte digna al período de más de veinte años durante los que la compañía operó un número similar de Boeing 727. Período durante el cual el legendario trirreactor se convirtió en el indiscutible caballo de batalla, buque insignia y símbolo de identidad de la compañía.


Abajo: Foto-enlace mostrando al YV-823C con su entonces recién aplicada librea de Avensa en Miami el 06 de octubre del 2000. Foto de Paul Rowbotham.


Como el Ave Fénix... La Época de los Super 27 Con Matrícula Yankee Victor


Afortunadamente, pocos meses después de haber salido de la flota de Avensa, el antiguo YV-823C volvió a surcar los cielos venezolanos. Esta vez lo hizo portando la librea de Santa Bárbara Airlines y registrado como YV-1056C. Durante esta misma época Aeropostal, que había resucitado como Alas de Venezuela (Alven) en 1997, había también empezado a utilizar tres Super 27 con las siguientes matrículas: YV-18C, YV-40C y YV-41C. El YV-41C de Aeropostal también voló para Santa Bárbara como YV-1174C/YV174T.


Esta nueva "época Super 27" en Venezuela duró hasta mediados de la década de los 2000, cuando tanto la conversión a Super 27, así como la gasolina barata dejaron de ser justificación suficiente para seguir utilizando trirreactores - que además requerían tres tripulantes en la cabina de mando - en rutas de mediano alcance. Ya para el 2004 Aeropostal (Alven) había terminado de reemplazar sus Super 27 por equipos MD-80, volviendo así a estandarizar su flota con equipos de la familia DC-9 al igual que su predecesora Aeropostal (LAV) había hecho en la época pre-1994. Santa Bárbara por su parte mantuvo activo al menos uno de los dos Super 27 que conformaron su flota hasta alrededor del 2006, cuando empezó a estandarizar su flota con equipos 757 y 767.


Abajo: Par de Super 27s venezolanos - YV-40C de Aeropostal y YV-1056C (ex YV-823C) de Santa Bárbara - vistos en Maiquetía el 08 de noviembre del 2003. Fotos cortesía de Alan Lebeda a través de Wikimedia Commons.


Modelo a Escala 1:400


A pesar de que Servivensa es una aerolínea muy recordada y reconocida en Venezuela y países aledaños, en el ámbito global no lo es. Debido a esto, similar a lo que sucede con muchas aerolíneas venezolanas, no han sido producidos muchos modelos a escala de esta compañía. De hecho, hasta ahora solo existe un solo modelo a escala de Servivensa producido en masa, el 737-200 YV-74C en escala 1:200 por la marca El Aviador, que salió al mercado en el 2021.


Por otro lado, tampoco existen moldes de 727 a escala equipados con los motores JT8D-200 que utilizaban los Super 27. Así que para replicar al YV-823C tuve que utilizar los motores de un modelo de MD-80 y pegárselos a un modelo de 727-200. Los modelos utilizados en este proyecto fueron un 727-200 de Planet Airways de la marca GeminiJets, y un MD-80 de Crossair de la marca Phoenix Models. ¿Por qué esos modelos? pues resulta que esos son modelos que no fueron muy populares y debido a esto es común encontrarlos siendo rematados a precios bajos en diferentes tiendas. Como se puede ver en la siguiente foto, he acumulado varios de estos modelos con el fin de eventualmente transformarlos en aviones de otras aerolíneas, principalmente venezolanas.

GeminiJets Planet Airways 727-200 and Phoenix Models Crossair MD-80s. Donor models for customs.
727s y MD-80s en escala 1:400 destinados a ser modificados con libreas de otras aerolíneas

Una vez resuelto el asunto de cómo hacer para obtener un molde de Super 27 a escala 1:400, hubo que ver como se le aplicaba la librea de Servivensa. Afortunadamente, el entusiasta aeronáutico británico Nick Webb ha combinado su pasión y su profesión para desarrollar calcas de libreas de aerolíneas para modelos a escala por medio de su marca Classic Airlines. Convenientemente el señor Webb tiene un cariño particular por la aviación de Venezuela, país donde vivió por una época (según expone en su cuenta de Facebook). Así que como es de esperarse, varias de las calcas que el señor Webb ofrece a través de Classic Airliners son de libreas de aerolíneas venezolanas, y entre ellas se encuentra un diseño para 727-200 de Servivensa.


Sin embargo, no todo fue libre de obstáculos con el asunto de las calcas. Ya que aunque el diseño de Classic Airliners cubre gran parte de la librea de Servivensa, incluyendo las complejas rayas de la nariz, la librea particular del YV-823C incluye un número de detalles particulares que me tocó diseñar en casa.


La siguiente es una lista de los elementos que me tocó diseñar para adaptar las calcas de Servivensa ofrecidas por Classic Airliners a la librea del YV-823C:

  • Creación de la matrícula YV-823C. Esto resultó más complicado de lo que parece ya que la fuente no es convencional, por lo que me tocó dibujar con vectores varias letras y números.

  • Diseñar el logo de la cola, ya que el del YV-823C incluye la silueta del continente europeo, mientras que el diseño que ofrece Classic Airliners trae una versión diferente del logo que solo incluye a las Américas.

  • Diseñar el logo de Super 27 para los motores 1 y 3.

Super 27 decal elements for YV-823C custom aircraft model
Captura de pantalla de los elementos de la librea del YV-823C que fueron diseñados en casa

Siguiendo la tradición que la mayoría de las marcas de modelos tienen de estampar su sello en las barrigas de los aviones que producen, decidí aplicarle mis iniciales en conjunto a la firma que Nick Webb incluye con sus calcas a la barriga de este m